Histórico hallazgo

El verdadero origen de la humanidad: la ciencia logró descifrar el eslabón perdido de la evolución humana

El descubrimiento arqueológico reveló un eslabón entre el ancestro común y los seres humanos de la actualidad. ¿Cuál es?

En esta noticia

Un grupo de investigadores y paleo-antropólogos de la Universidad de California en Berkeley encontraron uno de los restos arqueológicos más destacados de la modernidad, que podrían explicar cuáles son los orígenes de nuestra especie

El destacado fósil de 4 millones de años, que revela secretos de la evolución humana, se encontró en las excavaciones un yacimiento ubicado en la depresión de Afar en la zona de Awash Medio, en Etiopía.

El descubrimiento que explica el origen de la humanidad

Se trata del homínido más antiguo que se encontró hasta el momento. Conocido como Ardi  y hallado en Etiopía, cuenta con más de 4,4 millones de años. Entre sus restos se encontró en excelente estado la mandíbula, las manos, los pies y la pelvis. Sin embargo, todas las partes del esqueleto estaban desordenadas. 

El equipo del paleo-antropólogo Tim White catalogó a Ardi como "la mujer más antigua de la familia humana". Se estima que medía aproximadamente 1,2 metros, y un tenía cerebro de 300 centímetros cúbicos similar a un pomelo. Ardiphitecus se establece como un puente evolutivo entre el ancestro común y los seres humanos. 

Representación de Ardi. 

Fruta de oro: el alimento lleno de colágeno que reduce la aparición de arrugas y mantiene la piel suave y tensa

El país más fácil para emigrar: no solicita pasaporte europeo, ofrece trabajo y paga sueldos de 2300 euros

El verdadero origen de la humanidad: cómo analizaron los restos encontrados

Analizar las extremidades de Ardi representó una ventaja para los investigadores, ya que fueron claves para entender el origen de la humanidad. El desplazamiento erguido de los Ardipithecus representa una gran similitud con los humanos. 

Tras varias investigaciones, se determinó que el homínido combinaba la capacidad para moverse por el suelo en sus extremidades inferiores y trepar por las ramas. Esto se debe a que su pulgar le permitía hacer presión para sujetarse a las superficies. 

La imagen de la izquierda corresponde a los fósiles de Ardi.  Mientras que en la derecha se visualizan los restos de Lucy, su antecesora. 
Temas relacionados
Más noticias de descubrimiento
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.