LitioExclusivo Members

Los 3 pedidos de la minería para destrabar inversiones por más de u$s 25.000 millones

En un encuentro organizado por el Banco Macro en Catamarca, los principales referentes de la minería argentina coincidieron en los 3 puntos más importantes a resolver para que el sector despegue y se transforme en verdadera política de Estado.

En esta noticia

Estabilidad macroeconómica, incentivos a las grandes inversiones y el timing adecuado para aprovechar la oportunidad que tiene la Argentina en materia minera; fueron los grandes desafíos y necesidades que planteó ayer la verdadera plana mayor del sector minero de la Argentina, reunido en la tercera conferencia anual ‘Pensar la minería en Grande', organizada por el Banco Macro en Catamarca.

El evento realmente concentró a los principales protagonistas de la minería argentina. Comenzando por el anfitrión Banco Macro, con su presidente Jorge Brito a la cabeza; la entidad con mayor foco en este sector del país juntó a los gobernadores de las tres provincias más importantes en el industria del litio y con potencial en cobre (Catamarca, Jujuy y Salta) con los CEO de los principales proyectos mineros del país; a los proveedores destacados en la cadena productiva con representantes de la TSX (Toronto Stock Exchange) -donde se alistan 14 empresas locales-, a ex altos funcionarios nacionales y a los número uno de las cámaras del sector, entre otros.

Las charlas en los paneles fueron tan sinceras como las que los ejecutivos mantuvieron en el almuerzo en la Finca Aylen de Fray Mamerto Esquiú, a pocos kilómetros de la capital catamarqueña., donde no faltaron las críticas y los pedidos. También aprovecharon a hacer contactos e intercambiar información de lo que se viene en la minería y la forma en que pueden apoyarse para destrabar inversiones desde cada rol.

Los temas clave giraron principalmente en torno a la infraestructura imprescindible para crecer, a la suerte que tendrá el Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI) en el Congreso y a la posibilidad de girar divisas a las casas matrices, tres de los mayores requerimientos en el sector.

El CEO del Banco Macro, Gustavo Manriquez, destacó la importancia que tiene la minería para la entidad en cuanto a que "es un motor para el crecimiento del país serio a largo plazo que queremos todos, y que incluye a la minería como política de Estado". Una idea que antes del evento había reafirmado Brito, en un encuentro con los participantes a la convocatoria, cuando ratificó el compromiso del banco con el Noroeste del país y la minería "como un sector con muchísimo potencial para el crecimiento y la generación de dólares para Argentina que puede transformar la realidad de cada uno de los habitantes de la región".

El CEO del Banco Macro, Gustavo Manríquez, destacó la importancia que tiene la minería para la entidad, en la Tercera Conferencia Anual del sector que organizó la entidad en Catamarca. 

Sucede que el sector minero es muy relevante en la región NOA, donde también el Banco Macro tiene mucho peso, lo que le permite llegar con cercanía a los proyectos mineros más relevantes, a los que cubre principalmente en cash management, créditos, comercio exterior y con su casa de bolsa (Macro Securities) para el flujo de fondos. La entidad tiene 565 sucursales en la Argentina (después del Nación, es el banco con más cantidad de sucursales del país) y la última inauguración fue justamente en Belén, una pequeña ciudad catamarqueña.

Aprovechar la oportunidad para la minería argentina

Manriquez preguntó directamente a cada uno de los gobernadores presentes, qué hay que hacer para no perder la oportunidad que tiene la Argentina de aprovechar la demanda mundial de minerales, sobre todo los críticos vinculados a la electromovilidad y las energías renovables.

El primero en recoger el guante fue Raúl Jalil, que aseguró que "es importante que los actores privados estén presentes para potenciar iniciativas como la mesa del litio que formó mi provincia con Jujuy y Salta, y está teniendo efecto multiplicador. Tenemos un fideicomiso con las regalías minera que está permitiendo terminar un tramo fundamental de la ruta 43".

Según explicó el funcionario, esa ruta imprescindible para los proyectos de litio catamarqueños, como los del Salar del Hombre Muerto, terminará en dos meses en llegar a Antofagasta de la Sierra y luego, el tramo que va desde allí hasta San Antonio de los Cobres se hará gracias al aporte de u$ 15 millones de empresas como Arcadium (fusión de la estadounidense Livent y la australiana Allkem), Galán, Posco y PAE. La provincia puso los u$s 18 restantes necesarios para la obra (200 kilómetros) que llevará dos años. 

El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, coincidió en que "deben trabajar juntos, las provincias y los privados" y recordó que está por tratarse el Régimen para Grandes Inversores (RIGI), que "en Europa nos planteaban que es muy importante, tanto como la seguridad jurídica y las reglas de juego claras. Hay que equilibrar lo institucional con lo económico para que lleguen las inversiones", analizó.

También advirtió que no hay rutas en condiciones y aun "soñamos", dijo, "con la salida al Océano Pacífico, que es fundamental, tanto como gasoductos, el sistema eléctrico y férreo. Infraestructura necesaria para sacar nuestros productos al mundo, porque hoy los tenemos que llevar a Rosario o Buenos Aires y se encarece mucho".

Jallil lo apoyó con la importancia del corredor bioceánico, que insistió, es fundamental para provincias como Catamarca donde están invirtiendo empresas chinas e indias, donde está la mayor demanda

Carlos Sadir, gobernador de Jujuy, admitió que en materia de infraestructura su provincia tuvo muchos avances que mejoraron las comunicaciones con los grandes proyectos mineros. Pero todavía se necesita inversión y financiamiento para seguir avanzando.

Saenz marcó como un punto clave en la búsqueda de consenso: los tres gobernadores presentes vienen de diferente signo político (él de un frente provincial, Jalil del Frente de Todos y Sadir de Juntos por el Cambio), dijo, pero decidieron "dejar de lado a los dirigentes nacionales que quieren que digamos lo que ellos quieren y en cambio decimos lo que quiere nuestra gente".

Apoyo al  Régimen para Grandes Inversores (RIGI)  

Jalil señaló que hoy es fundamental que se apruebe el RIGI. "Muchas inversiones mineras están especulando con que se apruebe para avanzar", explicó, y agregó que junto con ese, otros pedidos que hacen las empresas tienen relación con la seguridad jurídica y con la posibilidad de girar divisas".

Aún así, el gobernador catamarqueño dijo que en el país "hay una situación muy delicada y es momento de apoyar", en referencia a que se sumará al Pacto de mayo propuesto por el presidente Javier Milei.

En las charlas, no faltaron algunas indirectas y metáforas sectoriales como las que hizo la ex ministra de Energía y secretaria de Minería (de los gobiernos de Alberto Fernández y de Javier Milei, respectivamente), Flavia Royón, que habló de  la necesidad de terminar con los "mineros de café", en referencia a los dueños de famosos mega proyectos que hace décadas están en carpeta y no arrancan, o de "aprovechar el happy hour" que ofrece el RIGI (si finalmente es aprobado con los dos años casi sin condicionamiento para ingresar que fija el proyecto).     

A la pata política se sumó con las expectativas privadas el presidente de la Cámara de Empresarios Mineros (CAEM). Roberto Cacciola prevé que "se viene una etapa donde las necesidades de financiamiento estarán presentes. No solo se necesita estímulo a las grandes inversiones sino que se necesita un fortalecimiento de las actividades de la cadena de valor y en eso el sector financiero tendrá papel fundamental", aseguró.

Cacciola recordó que por ahora en el cobre "solo hay potencial. Algunos proyectos tienen de 7 a 60 años sin arrancar. Debemos agilizar la situación para que alguno de ellos entre en etapa de construcción". Para el ejecutivo, esas inversiones demoradas superan los u$s 25.000 millones y no se concretarán todas juntas, pero es necesario que avancen. 

Siguió con el desafío el presidente de la Cámara de Proveedores Mineros de Catamarca, Manuel Gómez Bello. Destacó la tarjeta minera del Banco Macro, que fue fundamental en el desarrollo del sector ya que, sugirió, hay que concentrarse en el mini proveedor, en el emprendedor que todavía no está dentro del sistema y las entidades deben ponerse más creativas en el apoyo que puede darse.

El Banco Macro tiene claro ese escenario. Entre sus clientes ya cuenta con 70 empresas mineras y 400 proveedores del sector, según describió Agustín Von Golman, gerente general de minería de la entidad.

Manríquez y Von Golman protagonizaron el momento más festivo del encuentro, donde se hizo el open market de la bolsa de Toronto junto a los funcionarios de la TMX

Agustín Von Golman fue uno de los que estuvo en primera fila, junto a Manríquez, en el momento más festivo del encuentro, donde se hizo el open market de la TMX, cuyo jefe para Latinoamérica, Guillaume Legare, había expuesto sobre la relevancia de las mineras con actividad en la Argentina que cotizan allí. 

Hacia el futuro, Cacciola dijo que "Hay que lograr que el gobierno nacional empiece a articular los cambios que se necesita consolidar para que realmente la minería sea una política de Estado. Hay que tener para el sector una política cambiaria, competitiva y estable. Si la lay de estímulo finalmente se aprueba, vamos a estar en condiciones de hablar de política de Estado".

Aseguró que si no hay estímulo para la explotación, en cuatro años desaparecerán los proyectos de oro y plata que representan hoy más del 70% de las exportaciones de la minería argentina.

Temas relacionados
Más noticias de Litio

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.