Inversión

Grupo Albanesi concluyó la ampliación de una central térmica por u$s 220 millones

La compañía desembolsó u$s 220 millones para duplicar la capacidad de generación y llevarla a 300 MW. Además, recibió la habilitación para comenzar a operar en Perú

En esta noticia

Tras una inversión de u$s 220 millones, Grupo Albanesi finalizó la ampliación y cierre del ciclo combinado de la central térmica Ezeiza. Con esta obra se logró duplicar la potencia instalada, que pasó de 150 megawatts (MW) a 300 MW y ya opera al tope de su capacidad.

En la obra se incorporó una nueva turbina de gas de 50 MW Siemens SGT-800 y dos turbinas de vapor Siemens SST-400, lo que permitió brindar empleo a más de 700 operarios. La inyección de estos 150 MW adicionales al sistema eléctrico beneficiará a más de 200.00 hogares.

"Al duplicar la capacidad instalada de la central térmica Ezeiza, damos un nuevo paso alineado al propósito de contribuir con el proceso de transición energética y logramos una mayor eficiencia en el sistema", dijo Armando Losón (h.), presidente del Grupo Albanesi.

Inicio de operación en Perú

Asimismo, Grupo Albanesi recibió de parte de la autoridad la habilitación para comenzar a operar a partir de mañana la planta de cogeneración de 100 MW y 900 tn/h de vapor de proceso para la industria, ubicada en la ciudad de Talara, al norte de Perú. La compañía ya finalizó todas las tareas de puesta a punto necesarias, como el testeo correspondiente a las calderas y turbinas de vapor, entre otras.

A fines de 2022, la petrolera estatal peruana Petroperú había adjudicado al Grupo Albanesi la operación por 20 años de la planta. La central, que se encuentra dentro de una de las refinerías de conversión profunda más modernas de la costa sur del Pacífico, le suministra vapor, agua y energía a través de un contrato de largo plazo.

Este es el primer proyecto energético que Grupo Albanesi tiene fuera de la Argentina.

Avanzan otras obras

Además, la compañía se encuentra en pleno proceso de cierre de ciclo de la central térmica Modesto Maranzana, en Río Cuarto. Una vez finalizada la obra -prevista para el tercer trimeste-, con una inversión superior a u$s 190 millones, la central tendrá una capacidad instalada de 475 MW.

La compañía también está avanzada en la construcción de la central de cogeneración Arroyo Seco, en Santa Fe, con una inversión superior a los U$S 150 millones. Cuando se haya concluido, contará con 130 MW de potencia instalada que se inyectarán al Sistema Argentino de Interconexión (SADI) y 180 tn/h de vapor de proceso para la industria.

El vapor y la energía resultantes de la operación serán entregados al complejo industrial de Louis Dreyfus Company, para su proceso productivo. Se estima que la primera etapa se encuentre operativa durante el tercer trimestre de 2024, y que la segunda lo haga en el primer trimestre de 2025.

Temas relacionados
Más noticias de Energía
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.