Cumbre empresariaExclusivo Members

Foro Llao Llao: Milei, entre el fanatismo de unos y las dudas de otros

Las palabras del Libertario generan expectativa entre los 'Dueños de la Argentina'. Será el toque de coyuntura de un evento signado por una agenda de profundidad y el hermetismo. Las preocupaciones de los empresarios y las actividades para distender: caminata bajo la lluvia y gin tonic

Martín Eurnekian, titular de Aeropuertos Argentina 2000. Marcos Bulgheroni, CEO de Pan American Energy Group. Gonzalo Tanoira, presidente de San Miguel. Algunos de los que llegaron -o, todavía, lo harán- en las últimas horas a Bariloche. Nadie quiere perderse el plato fuerte del Foro Llao Llao. Se servirá el viernes al mediodía: Javier Milei.

El Libertario ya casi es un hombre de la casa. Es su tercera participación consecutiva; esta vez, obviamente, como Presidente de la Nación. Es pública su cercanía -personal y espiritual- con el anfitrión, Eduardo Elsztain, titular de IRSA -grupo dueño del hotel Llao Llao, en sociedad con la familia Sutton- y uno de los gestores del encuentro, que data de 2012 y se institucionalizó en 2015.

Pero la expectativa que genera Milei es grande entre los 150 empresarios -entre ellos, varios dueños de la Argentina- presentes este año a orillas del lago Nahuel Huapi. También, la adhesión en muchos de ellos. En especial, entre los emprendedores tecnológicos, fundadores de unicornios como Marcos Galperin (Mercado Libre) y Martín Migoya (Globant). Los "uruguayos", como los bautizó alguien con malicia, en referencia a sus residencias fiscales y a la sintonía fina que supieron ajustar con otro de los presidentes invitados al encuentro, Luis Lacalle Pou.

Macro estable "por un ratito", el pedido de los emprendedores a Milei en el Foro Llao Llao

"Todos los que son más perfil Elon Musk son Mileivers. A muerte", describe un ácido observador de esa dinámica, que incluyó un vuelo privado compartido entre el mandatario y sus contribuyentes para llegar a este rincón de la Patagonia.

Milei no llegó al Llao-Llao a "recibir órdenes de sus jefes" para "seguir planificando cómo nos empobrecen", como bramó Rodolfo Aguiar, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). El Presidente se reunirá con "la crema empresaria argentina", por seguir parafraseando al gremialista, para explicar. Y, fundamentalmente, contestar preguntas. ¿Cuándo levantará el cepo? ¿Por qué no lo hizo el primer día? ¿Seguirá cortando la motosierra? ¿Por dónde? ¿Habrá dólares frescos del FMI? ¿La reactivación será en V? ¿Llegará? La política también abre dilemas. ¿Por qué propone a Ariel Lijo como juez de la Corte Suprema? "Los que entienden en serio del tema están preocupados", sugiere una voz. "La duda central es si Milei tendrá éxito. Y, después, si habrá paciencia para que lo alcance", resume. Será el toque de coyuntura a un foro que se preocupó por focalizarse en una agenda de profundidad, con temas tecnológicos y de tendencia global.

"Cuando Milei asumió, había mucho más escepticismo. Hoy, es más positiva la visión. Está haciendo cosas que son difíciles", comparte un observador externo como el chileno Bernardo Larraín, ex presidente de Sofofa, la mayor central empresaria de su país, inversor de 90.000 hectáreas forestales en Corrientes y uno de los panelistas invitados este año al foro.

A la noche del jueves, todavía se esperaba el arribo de Milei a Bariloche. Por los piquetes que anunció ATE, se hablaba de una llegada en helicóptero al hotel, cuya seguridad se reforzó por la presencia presidencial. Se le reservó la Royal Luxury Suite, de 130 metros cuadrados (m2). Es la más exclusiva del ala Moreno del hotel -la más moderna- y donde, años atrás, se alojó Barack Obama

"Todos los que son más perfil Elon Musk son 'Mileivers'. A muerte", describe un ácido observador a los fundadores de unicornios, como Galperin y Migoya

Allí, se encerrará el Presidente a preparar su exposición. Será la última de una hermética cumbre, regida por la norma de Chatham House, que originalmente apunta a preservar el anonimato una reunión para difundir su contenido y los participantes del Llao Llao se escudan en ella para el silenzio stampa.

Será el cierre, después de tres jornadas en las que los empresarios compartieron charlas y actividades inusuales. Como una caminata (bajo la lluvia) por el bosque de Arrayanes "para compartir reflexiones". O un concurso, animado por Iván de Pineda, para ver quién hacía el mejor gin tonic, donde -más que a la receta- se premió la invención del nombre y su historia. El ganador, "Llao Llao Patagonicum", será el trago especial del hotel durante esta temporada. El otro finalista fue "Gin Tony", creado por un empresario que, precisamente, se identifica con ese diminutivo: "Tony".

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.