Palabra de CEOExclusivo Members

Advertencia de consultor de empresas: aumentará el desempleo y las inversiones tardarán en llegar

Sergio Crivelli, socio director General de BDO, asegura que la situación actual es similar a la que se vivió en los 90, en la salida de la hiperinflación: "Las empresas tienen que acomodarse a este nuevo contexto".

En esta noticia

El cambio de modelo económico y la desregulación que comenzó con el DNU 70/2023 y seguirá con la Ley de Bases que el martes logró la sanción en la Cámara de Diputados promete generar mucho trabajo de consultoría en BDO. Es que cuando se ven transformaciones como la que está llevando adelante el gobierno de Javier Milei, las empresas tienen que adaptarse para poder operar en un contexto nuevo.

"Cuando empiezan a levantar las restricciones y hay que competir con productos de afuera, hay que ver si cada negocio sigue siendo viable", dice Sergio Crivelli, socio director General de BDO.

Con 11 años en el cargo y 28 de carrera, Crivelli dice que ya le tocó vivir momentos similares al actual. En ese sentido, hace una comparación con los años 90, y dice que las compañías van a tener que trabajar en la eficiencia e incorporar tecnología porque si no van a perder competitividad.

"Hay mucho trabajo por hacer. Muchas empresas ya estaban adaptadas al modelo anterior, habían encontrado la forma de hacer negocios y de alguna forma se beneficiaban de los controles, de las restricciones, de la forma de hacer negocios. Ahora tienen que acomodarse a este nuevo contexto", agrega.

¿Cómo ve las medidas que está tomando el gobierno?

Yo creo que el rumbo es correcto. Claramente el ajuste que está haciendo es un ajuste muy importante, muy grande, que había que hacerlo y está decidido hacerlo y rápido. Si vemos cómo se disparó la inflación de diciembre, hoy tenemos un 100% de inflación, ya estamos sintiendo alguna recesión, todo esto se siente. Para nuestros clientes hay de todo, siempre que hay un cambio de modelo tan drástico, hay ganadores y perdedores. Y creo que hay muchas empresas que, por ejemplo, en el modelo anterior, ya estaban adaptadas. Había toda una maquinaria armada para moverse en ese entorno. Lo que estamos viviendo es un momento de inflexión, creo que la duda de la mayoría de los empresarios, y sobre todo los que nos miran desde afuera, es si esto es sustentable, si el modelo vino para quedarse, si va a ser exitoso. Ahora estamos transitando un periodo medio de riesgo, si logra estabilizar la economía y una recuperación de la economía. No sé si será tan abrupta como dijo el presidente el otro día, de qué manera iba a subir la economía.

Si iba a ser en V o U...

Si ese repunte viene y logra la estabilidad, creo que tiene una gran chance de éxito y de que esto tenga continuidad. Si ese rebote no viene y la gente empieza a ver que no ve luz al final del camino y se empieza a poner impaciente, ese apoyo popular que tiene el gobierno, que es lo que lo sostiene y le permite pelear con toda la política, se le va a complicar.

En la cena de la Fundación Libertad, Milei se mostró confiado en un fuerte rebote de la economía

Milei planteó un montón de reformas mediante un decreto, pero para llevarlas adelante necesita apoyo del Congreso. ¿Eso genera duda en los empresarios?

El empresario está esperando ver cuán sustentable es este modelo. Si lo hace nada más que a la fuerza o con un decreto, se le da mucha inestabilidad a las reformas. El Gobierno necesita empezar a generar apoyo político a través de la sanción de las leyes. Esto es lo que miran también los inversores de afuera, es lo mismo que está mirando el FMI que pide que busque más consensos políticos para que la reforma salga por la ida. Y ahí es donde tiene el principal obstáculo. Creo que la duda de todo el mundo es cómo se logra eso con tanta minoría y con tanta confrontación. En la cena de la Fundación Libertad terminó descalificó a todos los políticos en general y la mayoría del público eran políticos. Entonces es difícil después ir a buscar apoyo. Hoy el Presidente dice que a pesar de la política, va a hacer los cambios y lo va a lograr. A nivel macro, está consiguiendo los objetivos que se propuso, la inflación está bajando, se empezó a sanear el Banco Central, logró contener el dólar. Pero la gran duda que tenemos es la sustentabilidad.

¿Hacen falta otras reformas, que le saque poder al Estado?

El fundamentalismo de mercado en la teoría funciona bien, cuando el mercado es perfecto. Pero en ningún país el mercado es perfecto. Lo vimos con el tema de las prepagas. Yo considero que el ajuste era necesario, hay que empezar por la macro, después a la realidad micro. Pero también tengo la sensación de que todos hablábamos de que el ajuste era necesario y votamos a alguien que no vino prometiendo salariazos. El tema es que cuando llega, nos llega a nosotros y lo sentimos empezamos a decir: "Con la mía no, que el ajuste lo haga otro". Pero nos toca y hay que hacerlo. Ahora, claramente va a aumentar el desempleo, porque si las empresas empiezan a vender menos, hay recesión, se van a desprender de gente.

Ganar eficiencia

¿Y qué pasa con los clientes de BDO?

Todos están previendo un escenario recesivo, por lo menos en el primer semestre del año. Ya se ven caídas de ventas del 20, 25, 30% dependiendo de la actividad. Y otro tema que nosotros estamos viendo es que si bien la inflación es mala, es un flagelo, la inflación te oculta un montón de deficiencias. Yo me acuerdo que en 1989, con la hiperinflación, el gerente financiero era la persona clave dentro de la empresa. En los balances el punto clave era el resultado por oposición a la inflación, que determinaba si habías ganado o perdido plata. Si eras eficiente produciendo o vendiendo era secundario. Cuando vinieron los 90, esto se revirtió y había que ser eficiente, tenías que mejorar los procesos, tenías que incorporar la tecnología, porque si no, no eras competitivo. No podías ni exportar, ni competir contra los importados. Estoy viendo que si este modelo se consolida, vamos un poco hacia ese escenario. Hasta ahora, el resultado financiero era muy importante. Ahora, si logran dominar la inflación y baja, es como cuando baja el agua y empiezan a aparecer los peces muertos en las costas. Y bueno, ahora hay que ponerse a trabajar en otra cosa. Habrá que ser eficiente.

¿Y qué pasa con la llegada de inversiones al país?

Están todos en un wait and see, esperando a que esto se consolide. Lo que nosotros percibimos del exterior, y sobre todo de mucha gente de BDO de otros países, es que están todos mirando a la Argentina. Eso ya es un principio porque antes directamente ni se fijaban en qué pasaba acá. Todos miran al Presidente, qué hace, porque es un poco excéntrico, pero lo miran.

Es una figura que llama la atención, que gusta. En un mundo muy complejo y en el que hay más proteccionismo que alguien venga a hablar de libertad y de la forma que lo hace, pone foco. Yo ya el año pasado, en noviembre, tuve una conferencia internacional de la firma y los socios de Alemania me hablaban de Millei, que todavía no había ganado las elecciones. Antes ya ni te preguntaban por nada de la Argentina. Ahora, de ahí a que lleguen las inversiones, falta. Yo creo que hasta que no vean que esto se consolida, que termine un periodo de cuatro años por el mismo rumbo y que la gente lo vuelve a elegir, no va a llegar el interés en invertir. Como siempre, están los que tienen más apego al riesgo y algunos que quieren aprovechar oportunidades.

Crivelli sostiene que las inversiones que lleguen se concentrarán en sectores claves como Vaca Muerta

¿Hay sectores que siguen siendo atractivos como Vaca Muerta, la minería, el agro, que son sectores estratégicos?

Esas inversiones demandan demasiado capital. O sea, para meterte el petróleo, el vaca muerta o el litio, hay que desembolsar mucha plata, no es viene cualquier inversor a poner u$s 10 o 20 millones. También es cierto que son empresas que están acostumbradas a operar en los países conflictivos, porque el petróleo y los minerales no están en Suiza, están en Congo.

¿La consultoría va a ganar espacio dentro de la firma este año?

Creemos que sí. Incluso hasta para mejorar los sistemas de información. Cuando vos estás en un contexto de alta inflación, la información pierde sentido porque es de mala calidad. O sea, en un balance con una inflación de 200% saber si ganaste o perdiste plata es muy difícil. Para cuando la economía se estabiliza, cobra importancia la información contable, que permite controlar los costos e identificar dónde tenés oportunidades de mejora. Y yo prefiero trabajar en ese tipo de cosas ayudando a la empresa a crecer y no a ver cómo hace para importar o cómo evita las restricciones. De todos modos, hay un montón de regulaciones que todavía se mantienen y supongo que se van a mantener un rato largo.

Ayudar a desregular

Ayudar a las empresas cuando se desmantelen las regulaciones ¿les va a agregar trabajo?

Hay muchas empresas que se beneficiaron de una regulación, hay que ser consciente de eso. Cuando hay una industria protegida y se compite en un ambiente en el que que te cuidan, y de un día para el otro empiezan a levantar las restricciones y se empieza a competir con el importado, hay  que ver si cada negocio sigue siendo viable. En estos cambios de régimen tan bruscos, hay ganadores y perdedores. En los años 90 vimos un montón de inversión que llegó a la Argentina, hay empresas que se modernizaron y un montón de empresas que quedaron en el camino. Un montón de textiles que cerraron, un montón de industrias que no eran competitivas. Y eso es lo que puede pasar de vuelta.

¿Qué sectores son los que están más en riesgo?

Los sectores que son eficientes con protección y con restricciones para importar, regulación, subsidios. Cuando les saquen todo ese apoyo, van a tener que aprender a caminar de vuelta. La verdad es que vienen con un andador. Ahora se los van a sacar y los mandan a aprender de vuelta, pero solitos, sin ayuda. 

Temas relacionados
Más noticias de Palabra de CEO

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.