Curiosidades

El motivo por el que te despertás cansado aunque duermas un montón, según una especialista en sueño

En un reciente video, una experta reveló las razones detrás de este problema y cómo las fases del sueño juegan un papel crucial en la sensación de descanso.

En esta noticia

Despertarse con cansancio a pesar de haber dormido muchas horas es una experiencia frustrante que afecta a muchas personas.  ¿Por qué sucede esto?  

Carla Estivill, una reconocida especialista en calidad del sueño, reveló en un video cuáles son las razones detrás de este fenómeno y cómo las diferentes fases del sueño son fundamentales para un descanso verdadero.

Las huellas dactilares no son como pensábamos: un estudio científico hecho con Inteligencia Artificial reveló datos sorprendentes

El té que relaja, deshincha la panza y tienen que probar las mujeres mayores de 50 años antes de dormir: cómo prepararlo

¿Cuál es la principal causa del cansancio durante el día?

Estivill explica en una entrevista con el periodista español Uri Sabat que una de las principales causas de este problema es la interrupción de las fases profundas del sueño, frecuentemente sin que nos demos cuenta. "Durante la noche pasamos por diferentes fases de sueño", señala. 

"Comenzamos en vigilia, luego entramos en una fase superficial cuando comenzamos a relajarnos, y posteriormente caemos en las fases profundas, conocidas como fases 3 y 4, donde ocurre la reparación física más importante", agrega. Si algo interfiere en estas fases profundas, el sueño se vuelve superficial nuevamente, impidiendo un descanso reparador.

La respuesta al cansancio está en la calidad y no solo en la cantidad de horas dormidas. (Foto: Freepik) 

¿Por qué es tan importante la fase REM en el sueño?

Además de las fases profundas del sueño, Estivill destaca la relevancia de la fase REM (Movimiento Rápido de Ojos). Durante esta etapa, no solo soñamos, sino que también consolidamos recuerdos y aprendizajes del día.

 "Por la noche es cuando estamos consolidando recuerdos, aprendizajes... y también limpiando toxinas acumuladas", explica. Esta fase, aunque menos profunda que las anteriores, es esencial para ordenar nuestros pensamientos y eliminar información innecesaria.

La fase REM es vital para la "reparación mental". Si no pasamos suficiente tiempo en esta fase, nuestros procesos cognitivos y emocionales pueden verse afectados, lo que contribuye a esa sensación de fatiga al despertar.

¿Qué ocurre durante el sueño?

Si sos de los que sufre insomnio, tenés que saber que el sueño, además de tener un efecto reparador, también actúa como un proceso de limpieza interna. "Podríamos asemejar el cuerpo a una ciudad que, por la noche, descansa y se limpia. El cuerpo se pone en modo limpieza", comenta Estivill. 

Mientras dormimos, nuestro sistema neurológico reduce su consumo de energía para enfocarse en procesos de reparación y limpieza, similares a cómo una ciudad saca la basura y se prepara para el día siguiente.

Aceite de oliva: una investigación científica descubrió que aporta un nuevo beneficio para la salud

Entrenamiento de fuerza a los 50 años: los ejercicios con pesas ideales para tonificar los brazos

La fase REM del sueño es fundamental para despertarse descansado. (Foto: Freepik)

  5 consejos para mejorar el descanso  

El mensaje de Estivill es claro: si te despertás cansado, es probable que no estés entrando lo suficiente en las fases profundas del sueño o no estés pasando el tiempo necesario en la fase REM. 

Conocer y respetar estos ciclos puede ser la clave para mejorar la calidad de nuestro descanso y, en consecuencia, nuestra calidad de vida. Estos son algunos consejos para decirle chau al cansancio:

  1. Mantener una rutina regular de sueño: acostarse y levantarse a la misma hora todos los días ayuda a regular el reloj biológico.

  2. Crear un ambiente propicio para dormir: asegurarse de que la habitación esté oscura, silenciosa y a una temperatura confortable.

  3. Limitar la exposición a pantallas antes de dormir: la luz azul de dispositivos electrónicos puede interferir con la producción de melatonina, la hormona del sueño.

  4. Evitar comidas pesadas y cafeína antes de acostarse: estos pueden dificultar la capacidad de conciliar el sueño o de alcanzar las fases profundas del sueño.

  5. Practicar técnicas de relajación: actividades como la meditación o la lectura pueden ayudar a reducir el estrés y preparar el cuerpo para el descanso.

Temas relacionados
Más noticias de cansancio
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.