Salud

El licuado con fibra y magnesio que reduce el colesterol malo y destapa las arterias

Su combinación puede evitar que el primer factor se acumule en las arterias.

El colesterol, componente esencial para nuestro cuerpo según afirmó la Fundación Española del Corazón, se encuentra presente en todas las células y desempeña un papel vital en su funcionamiento.

Sin embargo, la distinción entre el "bueno" del "malo" suele generar debates. ¿Qué es el HDL y el LDL

Según la institución española, el HDL, conocido como "el bueno" actúa como un "guardián" del corazón, al trabajar arduamente para limpiar el exceso en las arterias y "mantenerlas libres de obstrucciones".

En contraste, el LDL, conocido como el "malo", juega un papel menos favorable. Su tendencia a almacenarse puede aumentar significativamente el riesgo de enfermedades cardíacas.

Entonces, la clave para una salud cardiovascular óptima radica en mantener un equilibrio saludable entre ambos. Para lograrlo es recomendable incluir ciertos alimentos a tu dieta, como la avena y la canela, de forma preventiva. 

¿Qué beneficios tiene el licuado de avena y canela?

El licuado que combina la avena con la canela es una poderosa herramienta para disminuir los niveles altos de colesterol en sangre, ya que ofrece gran variedad de propiedades y minerales para la salud:

  • Reducción del colesterol y triglicéridos: tanto la avena como la canela son conocidas por sus efectos en la reducción del colesterol LDL ("malo") y los niveles de triglicéridos en la sangre, lo que ayuda a mejorar la salud cardiovascular y reduce el riesgo de enfermedades cardíacas;
  • Regulación de azúcar en la sangre: la canela puede ayudar a mejorar la sensibilidad a la insulina y regular los niveles de azúcar en la sangre, lo que es beneficioso para las personas con diabetes o en riesgo de desarrollarla;
  • Fuente de fibra: la avena es rica en fibra soluble, que ayuda a promover la salud digestiva, reducir el estreñimiento y mantener niveles saludables de azúcar en la sangre;
  • Sensación de saciedad: esto puede ayudar en el control del peso;
  • Propiedades antioxidantes: tanto la avena como la canela contienen antioxidantes que ayudan a combatir el daño causado por los radicales libres en el cuerpo, lo que puede ayudar a prevenir enfermedades crónicas y el envejecimiento prematuro;
  • Antiinflamatorio: la canela tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo, lo que es beneficioso para la salud en general y puede ayudar a aliviar condiciones como la artritis;
  • Apoyo al sistema inmunológico: los nutrientes presentes en estos alimentos ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y a mantenerlo en óptimas condiciones;
  • Mejora de la salud del corazón: gracias a su capacidad para reducir el colesterol, los triglicéridos y regular la presión arterial,
  • Aporte de nutrientes esenciales: ambos ingredientes son ricos en vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales para el cuerpo, como hierro, magnesio, zinc y vitaminas del complejo B, que son importantes para el funcionamiento adecuado del organismo.

¿Cómo preparar el licuado de avena y canela?

En la búsqueda de alternativas saludables y deliciosas para mejorar nuestra calidad de vida, el licuado de avena y canela configura de las elecciones óptimas. Esta combinación no solo es sabrosa, sino que también ofrece una amplia gama de beneficios para la salud.

Ingredientes:

  • 1 taza de leche (puede ser de origen animal o vegetal)
  • ½ taza de avena (preferiblemente avena integral)
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 banana madura (opcional, para darle dulzor)
  • Miel o edulcorante natural al gusto (opcional)

Proceso de preparación:

  1. Remojar la Avena: En un recipiente, verter la leche sobre la avena y deja que se remoje durante al menos 15 minutos. Esto ayudará a ablandar la avena y facilitará su mezcla en el licuado.
  2. Preparar los ingredientes: Mientras la avena se remoja, podes preparar los otros ingredientes. Pelar la banana y córtala en trozos para facilitar el licuado.
  3. Licuar: Una vez que la avena haya absorbido parte de la leche y esté más suave, coloca todos los ingredientes en una licuadora: la avena remojada con la leche, la canela en polvo y los trozos de banana. Si deseas un toque de dulzura adicional, puedes añadir miel o edulcorante natural según tu preferencia.
  4. Mezclar hasta que quede suave: Cierra la licuadora y mezcla todos los ingredientes a alta velocidad hasta obtener una mezcla suave y homogénea. 
  5. Servir y disfrutar: Verter el licuado en un vaso y sírvelo de inmediato. Podes decorar con un toque adicional de canela en polvo en la parte superior para realzar su sabor y presentación.
Temas relacionados
Más noticias de Salud
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.