Financial TimesExclusivo Members

'Desconectadas de la realidad': qué está empujando el rally de las acciones y el bitcoin

Cuanto más desconectado esté el precio de un activo de sus fundamentos, más posibilidades tendrá de "subir hasta la Luna".

Este año empieza a parecerse a 2021. Bitcoin está en auge, parece probable que un anciano estadounidense le ceda el liderazgo del mundo libre a otro anciano estadounidense, Elon Musk dice cosas como "Dogecoin a la Luna" y han vuelto las ‘acciones meme'.

Una de estas acciones ha llamado especialmente la atención, y da la casualidad de que es propiedad mayoritaria de uno de los ancianos estadounidenses previamente mencionados: Trump Media & Technology Group. Su precio de acción -que se cotiza bajo el símbolo "DJT" (NASDAQ)- se disparó en su debut bursátil a finales de marzo, tras fusionarse con otra semejanza a 2021: una sociedad de adquisiciones de propósitos especiales [SPAC, por sus siglas en inglés].

El patrimonio neto de Trump, quien ha tenido dificultades para conseguir el dinero para pagar cientos de millones de dólares en multas legales, aumentó en varios miles de millones de dólares en un solo día mientras las acciones se dispararon más de un 50% en un momento dado. Muchos se regodearon unos días después cuando volvió a caer en más de u$s 1 mil millones, cuando se desplomó el precio de las acciones por los pésimos resultados de la compañía. Un período de bloqueo de seis meses le impide a Trump rescatar o vender sus acciones, pero su participación de aproximadamente el 60% sigue valiendo -al menos en papel- casi u$s 4 mil millones.

Advertencia del JPMorgan: el creciente problema que amenaza al mercado mundial de acciones

Es discutible el hecho de si todo esto puede achacársele o no a la astucia de Trump, pero lo que sin duda está claro es que tiene buena suerte. Y quienes creen -quizá de forma bastante ingenua, a estas alturas- que los precios de las acciones suben y bajan únicamente en función de los fundamentals, como si una compañía gana o no dinero de verdad, están indignados por eso. "¿Por qué están hablando de esto?", bramó irritado el magnate de los medios de comunicación Barry Diller en la CNBC, llamando "idiotas" a quienes habían comprado las acciones. "Es una estafa, al igual que todo en lo que Trump ha estado involucrado es algún tipo de estafa".

Los hechos son claros: la compañía no sólo no está ganando dinero, sino que además está perdiendo mucho. El año pasado registró pérdidas de u$s 58 millones, con unos ingresos de apenas u$s 4,1 millones. Si cotizara alrededor del mismo múltiplo que, por ejemplo, Meta (cuya valoración actual, de alrededor de 10 veces los ingresos, sigue siendo enorme), valdría unos u$s 41 millones. Sin embargo, en el momento de escribir estas líneas, la compañía tiene una valoración de mercado de unos u$s 5,7 mil millones, lo que significa que cotiza - incluso después de haber caído desde su salida a Bolsa - a la descabellada cifra de 1400 veces sus ingresos.

Pero aquí no importan los hechos ni los fundamentals, sino los sentimientos. Y cuando se trata de Trump, los sentimientos -ya sean positivos o negativos- son siempre apasionados.

Se ha hablado mucho de que el precio de las acciones está "desconectado de la realidad", pero eso sólo es cierto si imaginamos que la "realidad" del capitalismo de libre mercado es que es una especie de mecanismo eficiente y objetivo de creación de riqueza. Basta con echarles un vistazo a los mercados de criptomonedas -en los que muchos inversores tradicionales ya están expuestos a riesgos- para darse cuenta de que esto ya no es así. Ninguna de estas miles de criptomonedas tiene ingresos o flujos de caja; se cotizan únicamente sobre la base del ‘sentimiento', una palabra eufemística que no es más que un sinónimo de los sentimientos humanos colectivos.

El oro alcanza otro récord histórico: qué está impulsando el nuevo rally

También he visto a muchos decir que la razón por la que la gente está comprando "DJT" es como una forma de respaldar a su hombre, dándole apoyo financiero y de reputación. Estoy segura de que esto sucede en algunos casos, pero no creo que sea en la mayoría. De hecho, de más de una docena de entrevistas de Reuters con personas que habían comprado las acciones, la mayoría dijo que simplemente estaban intentando obtener un beneficio rápido con ellas. ¿De verdad son tan "idiotas" estas personas? No estoy segura de que lo sean, sobre todo quienes las vendieron sus acciones después del aumento inicial. Apostaron a que una acción con la marca Trump se dispararía cuando llegara al mercado porque otras personas la comprarían, y tuvieron razón.

De hecho, cuanto más desconectado esté el precio de un activo de sus ‘fundamentals', más posibilidades tendrá de irse ‘a la Luna' ¿Podría una compañía que se cotiza a 10 veces sus ingresos empezar a cotizarse de repente a 20 veces sus ingresos? Es poco probable. Pero, ¿podría una compañía que se cotiza a un múltiplo de ingresos de 1400 cotizarse de repente a un múltiplo de, digamos, 3000? ¡Por supuesto! ¿Por qué no? Ya está desconectada de cualquier forma tradicional de evaluar su valor, así que a partir de aquí, cualquier precio tiene sentido. Del mismo modo, es precisamente porque las criptomonedas no tienen valor intrínseco por lo que su precio puede subir - y bajar - tan vertiginosamente (por lo cual hago énfasis en no pronosticar nunca los movimientos del precio de las criptomonedas).

Lo curioso es que lo mismo ocurre con el propio Trump. Es porque ha dicho tantas cosas "desconectadas de la realidad" que ya no importa que diga más tonterías. Lo que quienes están perplejos por la continua popularidad de Trump a menudo no entienden es que el expresidente cuatro veces acusado, al igual que su compañía que pierde dinero, está siendo evaluado bajo un conjunto de criterios completamente diferentes. Para los seguidores de DJT- tanto de las acciones como del hombre - los sentimientos son mucho más importantes que los hechos.

Temas relacionados
Más noticias de bitcoin

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.