Financial TimesExclusivo Members

Israel vs. Irán: por qué ninguno de los países admitió el ataque y qué puede pasar

Aunque se ha evitado el riesgo inmediato de una guerra total, el peligro para Medio Oriente dista de haber pasado.

Casi inmediatamente después de que estallaran explosiones sobre una base aérea cerca de Isfahán en la madrugada del viernes, Irán hizo todo lo posible por restar importancia al ataque de represalia de Israel contra la república islámica.

Mandos iraníes declararon que no se habían producido daños y que las explosiones se debían a que las baterías de defensa antiaérea habían derribado objetos no identificados. No hubo acusaciones contra Israel ni llamamientos a la venganza.

El presidente Ebrahim Raisi no mencionó el ataque en un discurso televisado en directo horas después, a pesar de que las autoridades habían prometido responder inmediatamente a cualquier ataque israelí directo contra territorio iraní.

Isfahán, la estratégica ciudad que Israel eligió para atacar Irán: por qué es tan importante

En Israel, hubo una respuesta igualmente silenciosa. Desde que Irán lanzó su primer ataque directo contra Israel desde suelo iraní la semana pasada, nunca hubo ninguna duda de que el Gobierno de Benjamín Netanyahu respondería. La única duda era cuándo y a qué escala.

Pero cuando llegó la respuesta, pareció limitada -al menos hasta el momento. Israel ni confirmó ni desmintió el ataque, optando por no reclamar su autoría mientras los israelíes se dedicaban a sus quehaceres cotidianos.

Por el momento, parece que los enemigos acérrimos -que han jugado con la estabilidad de Medio Oriente a medida que subían la apuesta en su prolongado conflicto- se han alejado del borde del abismo.

Netanyahu, conocido por ser poco dado a los riesgos a pesar de su retórica beligerante, parece haber seguido el consejo de Estados Unidos y del resto de aliados occidentales de Israel en lugar de los de sus aliados de la extrema derecha, que pedían un contraataque "aplastante". La respuesta moderada y selectiva al ataque iraní reduce por ahora el riesgo de desencadenar una guerra regional total.

El ataque iraní del pasado fin de semana, aunque enorme en cuanto a los proyectiles lanzados, fue anticipado con mucha antelación y también causó daños mínimos. Teherán, que organizó ese ataque en respuesta a un ataque israelí contra su embajada en Damasco este mes, también dejó claro que la "misión estaba cumplida" y que no quería una mayor escalada.

Pero aunque la región, que lleva en vilo desde hace días, respire aliviada, será sólo algo momentáneo.

Desde el brutal atentado de Hamás del 7 de octubre y la feroz ofensiva de represalia israelí en Gaza, Medio Oriente ha entrado en una peligrosa espiral de escalada.

Israel ataca a Irán con misiles y drones en respuesta al bombardeo del sábado

Han estallado hostilidades en múltiples frentes entre Israel y las organizaciones respaldadas por Irán. Las tropas estadounidenses han entrado en combate en Irak, Siria y Yemen. Israel y Hezbollah, el grupo  libanés respaldado por Irán, se han enzarzado en combates transfronterizos diarios que en cualquier otro momento se considerarían una guerra total.

Las líneas rojas preexistentes entre Israel, Irán y sus representantes se han difuminado, mientras que los viejos precedentes se han dejado a un lado.

El ataque directo de Irán contra Israel fue una gran apuesta del líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei. Dejó a un lado, al menos temporalmente, su prolongada estrategia de "paciencia estratégica" para subrayar que estaba dispuesto a arriesgar su máxima prioridad, la supervivencia de la república, y a entrar en un conflicto directo si consideraba que Israel cruzaba una línea.

Cómo fue el ataque con drones de Irán a Israel: imágenes, testimonios y qué está pasando ahora

Al atacar el consulado iraní en Damasco, Israel también había llevado la situación demasiado lejos, cruzando una línea crítica para el régimen de Teherán. Para Netanyahu, el ataque fue una señal de que ningún objetivo estaba fuera de los límites, ya que Israel trata de restaurar su capacidad de disuasión tras la enorme falla de inteligencia que sufrió el 7 de octubre.

El ataque nocturno de este viernes tenía las características del enfoque más tradicional de Israel de golpear los activos iraníes mediante ataques selectivos calibrados y asesinatos. Pero es demasiado pronto para suponer que el prolongado conflicto entre Israel e Irán ha vuelto a las sombras.

Cabe esperar que Israel siga atacando activos iraníes, especialmente en Siria, donde ya ha matado desde octubre al menos a 18 miembros de la Guardia Revolucionaria, incluidos altos mandos. Al parecer, aviones israelíes atacaron objetivos militares en Siria durante la ofensiva del viernes contra Irán.

Fuerte advertencia: Irán podría cambiar su postura sobre las armas nucleares, en medio del conflicto con Israel 

Incluso si ambas partes, como afirman, quieren evitar una guerra total, otro error de cálculo o provocación podría encender la mecha de la siguiente escalada. La volátil situación se hace aún más precaria porque las reglas cambian constantemente y lo que está en juego aumenta: lo que una parte considera una acción calculada, la otra puede considerarlo una provocación inaceptable.

Ambos también están decididos a demostrar que se están restableciendo sus respectivos medios de disuasión, y ambos se enfrentan a presiones de los electorados nacionales para que respondan a la hostilidad del otro.

Esta es la sombría realidad desde que el ataque de Hamás causó la muerte de 1200 personas, según funcionarios israelíes. Y cuanto más dure la ofensiva israelí en Gaza, engrosando un número de muertos que, según los funcionarios palestinos, ha alcanzado casi las 34.000 personas, mayores serán los riesgos.

Puede que por ahora se haya evitado una guerra total, pero el peligro para Medio Oriente y más allá dista de haber pasado.

Temas relacionados
Más noticias de conflicto Israel - Iran

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.