Financial TimesExclusivo Members

EE.UU. y Europa intentan disuadir a Israel de contraatacar a Irán

Aunque los países occidentales afirmaron que están preparando sanciones contra Teherán, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel prometió una respuesta al ataque.

Estados Unidos y sus aliados europeos intensificaron el lunes sus esfuerzos para disuadir a Israel de contraatacar a Irán, mientras el jefe militar israelí prometía responder al ataque sin precedentes de Teherán contra el territorio del país.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, y el primer ministro británico, Rishi Sunak, declararon que los países occidentales estaban preparando sanciones contra Teherán para evitar una escalada hacia una guerra total en Medio Oriente.

Blinken declaró que Washington estaba "coordinando una respuesta diplomática para tratar de evitar una escalada" tras la descarga de más de 300 misiles, cohetes y drones sobre Israel el sábado por la noche.

Ir a la guerra o limitar el apoyo a Israel: el dilema de EE.UU. tras el ataque de Irán

Sunak dijo que el G7 estaba trabajando en nuevas medidas diplomáticas contra Irán, que ya está fuertemente sancionado por Occidente.

Pero después de que el gabinete de guerra israelí, compuesto por cinco miembros, se reuniera por segundo día para debatir su respuesta al ataque iraní, Herzi Halevi, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), señaló que Israel devolvería el golpe.

"Estamos mirando hacia adelante y analizando nuestros [próximos] pasos, y este lanzamiento de tantos misiles, misiles de crucero y UAVs [vehículos aéreos no tripulados] contra el territorio del Estado de Israel tendrá una respuesta", dijo en Nevatim, una base aérea atacada por Irán durante el fin de semana.

Halevi añadió que "las FDI pueden hacer frente a Irán" y "actuar enérgicamente contra Irán en lugares cercanos y lejanos". Pero también afirmó que "estamos cooperando con EE.UU. y con socios estratégicos de la región".

La frenética diplomacia se produjo después de que EE.UU., el Reino Unido, Francia y Jordania ayudaran a Israel a derribar o inutilizar la gran mayoría de los proyectiles.

En declaraciones realizadas en la Casa Blanca, el presidente estadounidense, Joe Biden, destacó el papel de los aliados de Israel para frustrar el ataque iraní. "Junto con nuestros socios, derrotamos ese ataque", declaró, añadiendo que EE.UU. estaba comprometido tanto con la seguridad de Israel como con "evitar que el conflicto se extienda".

Un funcionario israelí dijo que el gabinete de guerra había discutido una variedad de respuestas militares y diplomáticas, añadiendo que Israel se reservaba el derecho a responder. En un indicio de que Israel podría estar contemplando tomar represalias más pronto que tarde, el funcionario dijo que cualquier respuesta tendría más impacto si se producía "cerca" del ataque iraní.

El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Hossein Amirabdollahian, le dijo a su homólogo británico, David Cameron, en una llamada telefónica tras los atentados que Teherán "no veía con buenos ojos una escalada regional", según informó la Cancillería británica el lunes.

El G7 condenó el ataque iraní a Israel y llamó a la moderación para evitar una escalada

Pero también advirtió de que "en caso de cualquier nuevo aventura israelí, nuestra respuesta será urgente, más poderosa y a mayor escala".

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que la comunidad internacional debe hacer "todo lo posible para evitar recrudecimientos" e "intentar convencer a Israel de que no debemos responder con una escalada, sino aislando a Irán".

EE.UU. y el Reino Unido han dejado claro que no participarán en ningún ataque de represalia. Los vecinos árabes de Israel temen que el conflicto se extienda a sus fronteras. 

"Estamos diciendo firmemente que no apoyamos un ataque de represalia", declaró Cameron el lunes. 

Teherán lanzó el ataque el sábado en represalia por un ataque israelí contra su consulado en Damasco que mató a varios altos mandos iraníes.  

Cómo fue el ataque con drones de Irán a Israel: imágenes, testimonios y qué está pasando ahora

Un funcionario iraní le dijo al Financial Times que Irán no quería que la crisis se agravara y había advertido a Estados Unidos de su intención de llevar a cabo un ataque de represalia contra Israel, dos días antes de que se lanzara la andanada de misiles y aviones no tripulados.

Los mensajes fueron enviados a Washington a través de la embajada suiza, que actúa como representante de Estados Unidos en Teherán, y más tarde a través de Turquía, dijo el funcionario.

"El mensaje decía que Irán tenía que responder... pero se calcularía sólo para mostrar a los israelíes que a partir de ahora habrá una respuesta a sus acciones, pero Irán no busca una escalada", dijo el funcionario.

Los mercados internacionales ignoraron en gran medida las noticias procedentes de Medio Oriente, y los precios del petróleo cayeron ligeramente el lunes.

Es la primera vez que Irán ataca a Israel directamente desde su territorio y acercó a Medio Oriente a una guerra total entre sus dos potencias militares más poderosas.

Así se defiende Israel de Irán: qué es, cómo funciona y cuál es el 'talón de Aquiles' de su escudo antimisiles

La región está sumida en las hostilidades desde que estalló el conflicto entre Israel y Hamás el año pasado.

El lunes, cuatro soldados israelíes resultaron heridos en una explosión tras entrar en territorio libanés. Hezbollah, una organización respaldada por Irán, afirmó haber colocado artefactos explosivos en la zona de Tel Ismail y haberlos detonado cuando los soldados se acercaron.

Los partidarios de la línea dura de la coalición de Netanyahu con grupos ultrarreligiosos y de extrema derecha han exigido una respuesta "aplastante" al ataque iraní.

Sin embargo, otros han argumentado que el impacto relativamente limitado de los ataques, que hirieron gravemente a una joven y causaron daños menores en dos bases militares, significaba que Israel podía permitirse adoptar una respuesta más moderada.

El ejército israelí declaró el domingo por la noche que había convocado a dos brigadas de reservistas "para actividades operativas en el frente de Gaza".

Israel ha prometido lanzar una operación en Rafah, que considera el último bastión de Hamás en Gaza. Pero ha estado sometido a intensas presiones por parte de EE.UU. para que no lleve a cabo una operación en la ciudad sin evacuar a los más de un millón de palestinos que se refugian allí tras huir de los combates en otras partes del enclave.

Temas relacionados

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • RN

    Raul Nieto

    Hace 15 días

    Todos los ciudadanos debemos dejar de comprar productos chinos, ya el sostén principal de Rusia e Irán es el régimen totalitario de China

    0
    0
    Responder