Vida saludable

La hierba medicinal que estimula la memoria, aumenta la concentración y elimina dolores de cabeza

Estas son las enfermedades que ayuda a prevenir el consumo de anís y sus aportes nutricionales para el organismo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado un informe en su sitio web en el que aconseja seguir una dieta saludable para evitar enfermedades crónicas, como la diabetes o trastornos del corazón y favorecer el progreso cognitivo.

En línea con ello, los especialistas en alimentación aconsejan incorporar a las comidas diaria alimentos con vitaminas, minerales y nutrientes necesarios para la buena conservación del cuerpo, como el anís.

¿Qué es y para qué sirve el anís?

El Anís (Pimpinella anisum) es una planta que pertenece al Reino Plantae, División Magnoliophyta, Clase Magnoliopsida, Orden Apiales, Familia Apiaceae. Aunque los especialistas en nutrición recomiendan incluir este alimento, es esencial estar al tanto de las ventajas y consecuencias negativas que podría acarrear antes de ingerirlo.

El anís es una hierba anual de la familia de las apiáceas, similar al perejil. También se le conoce como anís verde, matalahúva o matalahúga. Sus flores son pequeñas y de color blanco a amarillo suave.

El anís posee un fuerte sabor aromático, principalmente en sus semillas. Su aceite esencial, llamado esencia de anís, se utiliza en la culinaria, perfumería y aromatizantes. Se utiliza en panadería, repostería, licores y platos como mariscos.

El anís es originario de Asia y se cultiva en diversas regiones del mundo. El anís estrellado, fruto de la planta badián, también se utiliza en medicina tradicional para tratar el cólico y el reumatismo y sus semillas ayudan a la digestión.

¿Cuáles son los beneficios del anís?

El consumo de Anís puede ayudar a prevenir dolores de estómago y cólicos, así como estimular la lactancia. Además, puede proporcionar alivio a diversos malestares como dolores de estómago, espasmos abdominales, cólicos, gases estomacales, cólicos del vientre, dolor de cabeza, promover la memoria y facilitar los trabajos intelectuales.

Preparar una infusión de anís es sencillo y puede ser una forma natural y efectiva de aprovechar sus beneficios. Tomar una taza de infusión de anís tres veces al día puede ser beneficioso para aliviar malestares estomacales y promover la lactancia. También se puede utilizar como purgante para los niños, siempre siguiendo las recomendaciones adecuadas.

¿Cómo incorporar anís en las comidas?

Se puede incorporar Anís en las comidas diarias agregándolo a infusiones, postres, panes, guisos, ensaladas o incluso en aderezos para dar un toque de sabor y aroma característico. También se puede utilizar en la preparación de cócteles o licores caseros.

Temas relacionados
Más noticias de frutas y verduras