Tras los F-16

Cómo sigue el plan de rearme de las FF.AA.: las compras que analiza el Gobierno

Luego de la adquisición de los aviones supersónicos, el Ministerio de Defensa avanza en su estrategia oficial para completar la modernización operativa. Cuáles son los próximos pasos en el plan de rearme que busca completar la gestión de Javier Milei

En esta noticia

Solo habían pasado unos minutos desde que tenía los atributos presidenciales. Frente a la Plaza de los dos Congresos y de cara a sus seguidores, Javier Milei pronunció una frase que ha sido guía en los primeros meses de su administración: "No hay plata". Esa consigna, que ha sido el trasfondo del recorte al gasto público, se ha visto atenuada según el área de gobierno y las prioridades estratégicas de la administración: la modernización de las fuerzas armadas forma parte de esa agenda a salvo de la motosierra.

 En particular, el Ministerio de Defensa ha podido cerrar velozmente la compra de 24 aviones de combate a Dinamarca, una de las renovaciones en materia militar más relevantes desde el regreso de la democracia. Así lo había reconocido el propio Luis Petri, ministro del área, desde la ciudad de Copenhague, donde se rubricó el acuerdo. Los más de u$s 300 millones se abonarán en cinco cuotas anuales y se recibirá financiamiento de Estados Unidos para la erogación. 

Este país tenía un especial interés en la compra, ya que la venta la realiza un miembro de la OTAN. La oferta alternativa para la Argentina provenía de China, lo que no despertaba demasiada simpatía en Washington DC.

Desde el gobierno son enfáticos a la hora de justificar la opción elegida. Sostienen que los F-16 son los que se están utilizando actualmente en el mundo y que hasta son tan modernos que existió una prueba piloto entre uno tripulado por un humano y otro por inteligencia artificial. 

"Son los que recomendó la fuerza aérea. Los pilotos argentinos son de los mejores del mundo y lo han demostrado a lo largo de su historia. Ellos recomendaron esta adquisición porque son aviones probados y que se utilizan en 26 países del mundo", sostienen cerca de la cartera de Defensa.

En esa línea, consideran que, por fuera de la consigna de "no hay plata", se justifica la compra de aviones ya que "todo nuestro espacio aéreo era un colador" desde la desprogramación de los Mirage hace una década.

Además, responde a una instrucción que llega desde la cima de la Casa Rosada: el propio Milei instruyó a Petri para que las fuerzas armadas estén "adiestradas, alistadas, capacitadas y equipadas", y por eso se avanzó en esta importante compra militar.

De hecho, se espera que no sea la última. Hacia el futuro, se evalúa comprar más aviones P3 Orion -en 2023 se compraron a Noruega- y nuevo equipamiento para el Ejército.

Fabián Calle, analista internacional, detalla que la compra de aviones tiene un lugar en el presupuesto nacional desde hace más de 10 años, por lo que "no hay fondo que se le haya sacado a otro programa". Además, analiza que los plazos de pago y la tasa de interés a partir del préstamo estadounidense es muy conveniente en términos económicos. De esta forma, según su visión, "a la Argentina no le falta plata, sino una asignación seria de los recursos".

El especialista en Defensa y docente universitario explica que desde hace 20 años el país no tiene "ningún avión de intercepción, solo aviones de entrenamiento o subsónicos. Era una gran anomalía que la octava superficie terrestre del planeta y rodeado de vecinos que tienen esa capacidad no tuviera un avión de intercepción para proteger el espacio aéreo".

Sobre los aviones, observa que los F-16 son similares a los que usa Turquía, "una de las potencias de la OTAN. Es decir, es un buen primer paso después de 30 años de desidia".

Por otro lado, observa que se generó en el último tiempo cierto consenso sobre la necesidad de renovar las fuerzas armadas. "El kirchnerismo, si bien no compró nada en los últimos cuatro años, ya no atacaba a las fuerzas armadas. Se armó un consenso entre un kichnerismo que ya no usa a las fuerzas armadas para su relato ideológico y un gobierno, el actual, que la valora. Es un buen comienzo", asegura Calle.


Para Rossi primó el alineamiento

Dentro del kirchnerismo, una de las voces más autorizadas en el tema es la de Agustín Rossi, que fue ministro de Defensa entre 2013 y 2015 y entre 2019 y 2021. En principio, en diálogo con El Cronista, sostiene que para la defensa del país era importante "recuperar la capacidad de tener aviones que superen la velocidad del sonido. Los últimos habían sido los Mirage, que combatieron en Malvinas", pero que ya están fuera de circulación.

Es decir, a pesar de tener una visión antagonista a la del gobierno de Milei, coincide en que las Fuerzas Armadas debían renovarse. Sin embargo, critica la manera en la que se tomó la decisión. El excandidato a vicepresidente de Unión por la Patria cuenta que además de la oferta danesa, la de China también era atendible. 

"El gobierno de Milei no se sienta a analizar cuál de las dos ofertas era mejor, sino que lo define por el alineamiento automático que tiene con Estados Unidos. Por eso no le compra aviones a China", asevera. E insiste: "La decisión a favor de Dinamarca no estuvo basada en la política de Defensa, sino en la política exterior".

En esa línea, agrega que "desde el punto de vista de Defensa, las dos ofertas eran muy buenas, pero la china tenía una luz de ventaja, ya que los aviones eran nuevos". El único elemento en contra de la propuesta china, reconoce Rossi, era que el sistema logístico de mantenimiento de la Fuerza Aérea argentina es estadounidense. 

Rossi, quien fue diputado, jefe de gabinete e interventor de la AFI coincide en cuanto a que era una compra necesaria si bien advierte que "desde el punto de vista económico, para la mayoría de los argentinos hay una contradicción cuando el gobierno dice que no hay plata y al mismo tiempo aparece una compra millonaria".

Por otro lado, justifica el porqué no se tomó la decisión durante el gobierno anterior cuando admitían que la modernización de las fuerzas armadas era una tarea pendiente: "Teníamos las dos ofertas en análisis. Pero no avanzamos porque tuvimos una actitud responsable. Suponete que lo decidíamos el año pasado, era una decisión que involucraba económicamente al siguiente gobierno. Nos hubieran criticado por tomar una decisión que afectaba presupuestariamente a la siguiente administración".

Qué contempla el acuerdo de compra de los F-16

Según lo publicado en el Boletín Oficial de la República Argentina (BORA) el día 29 de abril pasado, toda la operación contractual que se tramita en el ámbito de la Fuerza Aérea fue declarada secreto militar en los términos del decreto 9390/63. 

"Esto es en interés de la seguridad nacional y sus medios de defensa, por lo que sus detalles sólo pueden ser conocidos por personas autorizadas y debe ser mantenido fuera del conocimiento de cualquier otra, dado que la mencionada contratación compromete a la defensa nacional", explicó el Ministerio de Defensa en el informe de gestión presentado en el Senado por el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, ante las preguntas recibidas por los legisladores.

Sí detallaron que toda la adquisición se realizó a través de un acuerdo del tipo Gobierno-Gobierno. Y cita que que la recuperación de la capacidad militar supersónica "era prioritaria y así había sido señalado por el Honorable Congreso de la Nación que ya viene incluyendo desde el presupuesto del año 2021 la operación con crédito público".

En un informe dirigido a Defensa, se evaluaron las variadas ofertas. "La aeronave F-16 MLU (mid-life update) fue seleccionada porque es la que cumple con la mayor cantidad de criterios y requisitos estipulados por el Planeamiento Estratégico Militar", respondieron desde la cartera de Petri.

Y resaltaron que todas las aeronaves F-16 a adquirir -24 aeronaves (16 monoplazas y 8 biplazas) y un avión 25 como equipo de entrenamiento- han recibido actualizaciones de media vida y actualizaciones subsecuentes que le otorgan un mínimo de 25 años de vida operativa. De hecho, todas ellas se encuentran actualmente operativas y en servicio activo en la Real Fuerza Aérea de Dinamarca, acorde a los estándares de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). 

La adquisición de las aeronaves se realiza con repuestos y servicios logísticos para operar por cinco años. Y el acuerdo contempla un proceso de capacitación para la recepción, operación y mantenimiento de las aeronaves, en dos etapas. Una primera de cursos de idioma inglés a efectos de recibir la formación que brinde las certificaciones correspondientes al personal de técnicos y pilotos. Y la capacitación operacional propiamente dicha en Dinamarca, Estados Unidos y Argentina, a lo largo del año.

Además, desde el ministerio ratificaron que los aviones van a operar desde la VI Brigada Aérea de la Ciudad de Tandil, Provincia de Buenos Aires, y su escalón de mantenimiento mayor será en el Área Material Río Cuarto, provincia de Córdoba. 

Al respecto existe un proyecto aprobado (BAPIN N°136.631 "Modernización de la infraestructura para la incorporación de aeronaves caza multi-rol) en la VI Brigada Aérea, Tandil y en el Área Material Río IV, para la ejecución de un Plan de Infraestructura que incluye mejoras en las superficies aeroportuarias, la pista de aterrizaje, las plataformas de protección de aeronaves, los depósitos de material aeronáutico, polvorines, hangares, talleres, salas de entrenamiento, servicios básicos de unidad y los sistemas de apoyo al vuelo. 

En paralelo, informaron que está prevista la incorporación de aeronaves KC-135 Stratotanker en modalidad Ramp to Ramp (rampa a rampa) una vez que este tipo de aeronaves esté disponible para lo cual se iniciaron los procesos administrativos para analizar diferentes alternativas.


Qué otro armamento evalúa comprar el Gobierno para las FF.AA.

Acorde a lo informado por el Ministerio de Defensa en el primer informe de gestión que brindó el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, en el Senado, para la Armada de la República Argentina se evalúan varias ofertas para la construcción de tres submarinos clase "SCORPENE" o clase "209". También analizan la posibilidad de adquirir un submarino "de transición", sin un plazo estipulado aún mientras avanzan las conversaciones. 

En el caso del Ejército Argentino, los estudios para la adquisición de Vehículos de Combate Blindados a Rueda (VCBR) se iniciaron en 2010 y se evaluaron un importante número de ofertas comerciales de las principales empresas productoras de vehículos 6x6 y 8x8. El Congreso ya aprobó el financiamiento correspondiente, explicaron desde la Casa Rosada. 

El proyecto en desarrollo y vigente en el Banco de Proyecto de Inversión Pública (BAPIN 107.740) denominado "Incorporación de una familia de Vehículos de Combate Blindados a Rueda", y aprobado en diciembre de 2022, contempla la adquisición de las siguientes cantidades y configuraciones: 

  • 120 VCBR-TP (Transporte de Tropa) 
  • 27 VCBR-CI (Combate de Infantería) 
  • 14 VCBR-Caz Tan (Caza tanques) 
  • 9 VCBR-PC (Puesto Comando) 
  • 12 VCBR-TM (Porta Mortero) 
  • 9 VCBR-Amb (Ambulancia) 
  • 4 VCBR-Ing (Ingenieros) 
  • 8 VCBR-RT (Recuperador)
  • 6 VCBR-LP (Lanzador de Puente) 

Representa un total de 209 vehículo. Si bien los esfuerzos están enfocados -según consigna el reporte- en los 8x8  de la empresa General Dynamics modelo LAVIII/Stryker, también se continúan evaluando los VCBR Guaraní 6x6 de Brasil, así como una propuesta realizada recientemente por Italia de la que no se brindaron mayores detalles. 

Las condiciones de entrega de los vehículos varían de acuerdo al contrato que finalmente se cierre pero en todos los casos el programa de rearme prevé la incorporación de la totalidad de los vehículos en el lapso de nueve años. Parte del entendimiento avanzado por la gestión previa contempla la transferencia de tecnología para el mantenimiento en el país. 

En relación al Programa de Modernización de los Vehículos de Combate "Tanque Argentino Mediano" (TAM) a su versión TAM2C A2 el mismo incluye la actualización de 74 vehículos. El convenio con el Estado de Israel cubre la totalidad del proceso de ingeniería de modernización de la torre del tanque, así como también todos los componentes tecnológicos que se le agregan.

Por otro lado, el proceso de recuperación de las bateas de los vehículos, que incluye el recambio de gran parte de componentes mecánicos y repuestos, está bajo responsabilidad del Ejército Argentino. Al día de la fecha se encuentra concluida totalmente la etapa de ingeniería del producto y se está trabajando en la ingeniería de proceso y transitando la etapa de pre serie y pruebas, la cual comenzó una vez evaluado el prototipo en su comportamiento técnico-operacional. 

A la presentación del informe, en mayo de 2024, se cuenta actualmente con dos tanques terminados y evaluados, con la previsión de sumar tres tanques en los próximos meses. "Cabe señalar que este proyecto comenzó en 2010 y en estos últimos 13 años sólo se habían entregado 2 vehículos terminados. Durante este año se van a recibir más vehículos de combate que los entregados desde el inicio del proyecto", adelantaron desde el Ejecutivo.

Por último, se evalúa la incorporación de un buque anfibio tipo LST / LSD (Landing Ship Tank / Dock) clase Makassar (LST 100, LST 120 y LST 120 H), un LPD 7413 (Landing Platform Lock), un LST 7510, el buque KALAAT BENI-ABBES y un LPD 8000 y también la compra de helicópteros.

Temas relacionados
Más noticias de Fuerzas Armadas
Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • REP

    rodolfo enrique Petenello

    18/05/24

    La Opinion de Rossi es absolutamente Irrelevante . Demostro ser un Inutil comoMinistro de Defensa , periodo durante el cual los Arsenales fueron un colador , hasta perdio un Misil . Fue tanto el descontrol que dejo la duda de se eran Robos o Venta Encubierta .

    Responder